A G A S A

Producciones

Anagrama AGASA SL

Alumbrado

Información sobre las Farolas Solares

Funcionamiento

El funcionamiento es totalmente autónomo, a modo de pequeñas centrales fotovoltaicas. Los paneles solares captan durante el día la energía solar, transformándola en energía eléctrica; y almacenándose en las baterías de gel, a través de un controlador de carga; para que finalmente y cuando sea necesario, mediante mecanismos programados y programables se pongan en funcionamiento las luminarias, que se alimentarán de la energía previamente almacenada en dichas baterías.

Componentes de  las farolas solares

Paneles fotovoltaicos.

Es el componente del sistema, encargado de captar la energía del Sol y transformarla en electricidad. Suelen ser claramente identificables por su posición destacada dentro del conjunto.

Normalmente se colocan en lo alto de la estructura para así lograr una mayor captación de la energía solar.

Los paneles deben estar siempre orientados hacia el sur y con la inclinación adecuada en función de la latitud (existiendo en este sentido varios criterios, siendo uno de ellos el consistente en inclinarlo el mismo número de grados de la latitud + 5º).

Los paneles solares son del todo similares a los empleados para otras aplicaciones fotovoltaicas, solo que adaptados en tamaño. Normalmente se emplean aquellos materiales semiconductores de mejor rendimiento como los monocristalinos.

Estos paneles se instalan en posición fija una vez situados con la inclinación adecuada a través de la regulación que dispone el soporte del panel.

Baterías

Son los elementos encargados de almacenar la energía captada por los paneles durante el día para emplearla durante la noche en el encendido de las luminarias.

Instalamos baterías de gel, por su gran tolerancia de descarga. Para evitar la posible substracción de las baterías, GCE SOLAR ha patentado un dispositivo antirrobo basado en 2 cilindros que actúan como un pistón a través de unas instrucciones.

Este mecanismo se puede desbloquear y así evita la manipulación de personal ajeno.

LAS FAROLAS SOLARES Y SU DISTINTO RENDIMIENTO EN LAS DIFERENTES ESTACIONES DEL AÑO

Un factor muy a tener en cuenta por el comprador de una farola solar, es la variabilidad de su rendimiento a lo largo del año.

Los rayos del Sol no inciden con la misma inclinación sobre la placa solar, en todas las estaciones del año, siendo siempre mayor la energía que recibe la superficie terrestre en verano, que la que

recibe en invierno, y siendo también mayor la diferencia entre ambas estaciones conforme nos alejamos del ecuador.

Así, en áreas de clima templado (Europa, Suramérica) las diferencias de ésta inclinación de los rayos solares entre el invierno y el verano son muy marcadas siendo mucho menos perceptibles en áreas tropicales y subtropicales (México, Centroamérica, Perú, Islas Canarias) donde los rayos del inciden de forma más perpendicular durante todo el año.

Por otro lado también será necesario tener en cuenta las características climáticas locales, en concreto el número de días consecutivos en los que el cielo pueda permanecer nublado, ya que sólo la radiación solar directa (la que nos llega cuando no hay nubes que cubran el Sol) recarga eficazmente las baterías. Todos estos factores tendrán su reflejo en el rendimiento de las farolas.

Las farolas de menor potencia, si pueden llegar a acusar esta variabilidad en la cantidad de energía del Sol que recibe la Tierra. Así mientras en momentos del año con gran radiación solar la farola puede funcionar a pleno rendimiento, durante un buen número de horas, en invierno, el número de horas y la potencia de la luz emitida por la farola puede verse sensiblemente reducido y en momentos especialmente desfavorables incluso interrumpido. Estos factores, afectarán en mucha menor medida a las farolas solares de mayor potencia, las cuales pueden asegurar un suministro de luz mucho más estable durante todo el año, si bien son las más costosas (damos 3 variantes en horas de reserva).

Habrá que considerar por tanto en la elección de una farola solar el uso que se le vaya a dar, y el número de horas de luz que se le puede exigir, ya que puede ser posible, por ejemplo, que no sea necesario que permanezca encendida durante toda la noche, sino sólo las primeras horas, con lo que bastará con un modelo más pequeño y más económico (podemos suministrarlas con 2 potencias distintas en la misma luminaria, que podemos regularlas a diferentes horas).

La farola solar, como ya se ha dicho antes, es autónoma en su funcionamiento, y no depende de la proximidad de la red eléctrica general, para su funcionamiento; si bien, se deben dar dos requisitos mínimos para su instalación.

Condiciones mínimas para la instalación de una farola solar

  • Que se disponga de un lugar despejado, donde se pueda asegurar que el Sol incide un número adecuado de horas al día, evitándose que existan obstáculos próximos a la farola. También se deberá tener en cuenta, que la sombra que proyectan esos posibles obstáculos, varia de tamaño en función de la estación en que nos encontremos, siendo máxima el primer día del invierno y mínima el primer día del Verano.
  • Se debe disponer de una zapata de cimentación, dotada de sus correspondientes pernos de anclaje, sobre los que se pueda fijar la farola de manera adecuada, y que garantice la estabilidad del conjunto, frente a las hipótesis de carga acordes con la zona climática en la que se realice su instalación.

Ventajas de instalación de las «Farolas solares con luminaria bajo consumo (halogenuros, sodio y leds »

  • La energía solar es una fuente de energía renovable, no contaminante e inagotable, que para su aprovechamiento en alumbrados exteriores, de núcleos urbanos o rurales, áreas industriales o de infraestructuras, zonas verdes, campings, instalaciones deportivas o espacios singulares…, se instalan de forma más generalizada farolas solares.
  • La utilización de luminaria de bajo consumo nos permite duplicar las hora de iluminación, por ellos es recomendable utilizar equipos de bajo consumo como puede ser:  halogenuros, sodio, leds, todos estos equipos son luminarias de alta calidad, sin deslumbramientos y sin contaminación lumínica.
  • Placas solares certificadas de alto rendimiento.
  • Baterías de gel altamente eficientes.
  • Dispositivo antirrobo de baterías, controladores de carga y protección así como cableado identificativo.
  • Diseños funcionales y estéticos, en aluminio inyectado o acero; en una amplia gama de colores, aptos para cualquier necesidad y circunstancia.
  • Bajo consumo, y alto rendimiento lumínico de forma continuada durante muchas horas, pudiendo aumentar dichos periodos de funcionamiento, con la instalación de mayor número de baterías, y/o la instalación de paneles fotovoltaicos de mayor potencia.
  • Cumplimiento de prescripciones técnicas, de seguridad y de eficiencia energética vigentes.
  • Escasa contaminación lumínica, en consonancia con un uso racional y sostenible de la energía impulsado, por la autoridades mundiales, europeas y nacionales.
  • Posibilidades de determinar el tipo de luz, desde la luz día hasta el blanco cálido, especialmente indicada por su escaso atractivo para los insectos.
  • Alta fiabilidad y reducido riesgo de aparición de averías.
  • Costes mínimos de instalación y cableado, precisada sólo de anclaje a una zapata de cimentación.
  • En definitiva ahorro energético sin discusión.

ELEMENTOS DE CONTROL

Elementos de control (controladores de carga y de encendido y apagado)

Los controladores de carga, son elementos indispensables en el proceso de control de tensión de carga a las baterías.

Cuando la tensión de entrada de placas supera los 29,5V, abre el circuito para que no haya una sobrecarga en la batería. Así mismo si la tensión de la batería es inferior a 21,6V, abre el circuito de salida para que no se produzca una descarga en las baterías de gel, lo que influiría significativamente la durabilidad de las mismas.

El encendido de la luminaria se realiza, cuando la tensión que produce el panel fotovoltaico es inferior a 4 V, esto es, al anochecer; un automatismo cierra el circuito y se produce el encendido de la luminaria, de la misma manera, al amanecer, el panel produce más de 14V, este circuito se interrumpiría volviendo a su posición inicial de recarga de batería, y así cíclicamente todos los días.

Estos controladores llevan 4 leds que indican, desde un 25% hasta un 100%, de la carga de la batería permanentemente, (los datos técnicos se facilitan, junto con la programación, en el folleto de instrucciones que acompaña al controlador), además podemos programar la hora de encendido, y el tiempo de funcionamiento de la luminaria. La programación prefijada es de 6 horas de funcionamiento.